miércoles, 11 de febrero de 2009

GEXXI - Polvorí del Morrot, diario de una salida atípica e instructiva.

Este domingo pasado, 8 de febrero, tuve la posibilidad de realizar una salida de espeleo urbana, una de mis asignaturas pendientes.
De hecho lo importante de esta salida no es mi “vuelta a los ruedos” después de 7 años, aunque si las sensaciones que he notado después de tanto tiempo y la grata compañía de la que disfruté y mi reafirmamiento en lo referente a las buenas vibraciones que me dan iniciativas como la del GEXXI.

Hay dos hechos que me han hecho pensar y curiosamente no son espeleológicos, si no de conciencia ciudadana, porque espeleológicamente hablando el Polvorí del Morrot no deja de tener su encanto en cuanto a su litogenia y poco más que no tenga una cavidad artificial.

Lo primero y como ciudadano tengo vergüenza ajena de lo que vi y que parece que el Ayuntamiento quiere tapar como si al barrer tiras el polvo bajo la alfombra. Es tercermundista caminar por debajo del Cinturón del Litoral y ver la cantidad de “porquería” por no decir otra cosa que hay.
Es decir miras por encima de la carretera y ves una ciudad moderna con sus coches, su puerto, trenes de mercancías, etc., y miras por debajo y allí encuentras de todo, tapacubos, ruedas viejas, ropa, papel, latas de aceite, latas de bebida, cristales y hasta una bicicleta del “Bicing” que uno de mis colegas tuvo la gentileza de devolver a uno de los parkings más cercano.

Por otro lado, la porquería que llega a haber dentro del Polvorí y que todo y lo curioso de alguno de los objetos hallados, no deja de ser basura. Claro que tampoco es normal que nadie pase por allí, a no ser 4 cloaqueros locos como nosotros. Pero lo que si me impacta es la poca o casi nula información que he encontrado en Internet sobre esta construcción, fuera de la publicidad de algún libro que toca el tema.

Una vez dentro hay algo en el ambiente, por lo menos yo lo noté así, que te invita a pensar que es lo que ocurrió allí dentro desde que se creó hasta la fecha. Y no es para menos, ya que según el compañero Albert, experto en estos tipos de cavidad, su construcción fue motivada para proteger de los bombardeos italianos, los depósitos de gasolina y la munición, durante la guerra civil española. Para empezar, te encuentras una serie de botellas por el suelo cuyo diseño, no pertenecen a la actualidad, botellas de las que por cierto Joan hizo apremio dado lo curioso del diseño de algunas y su antigüedad. Entre todas ellas, vi una que me recordaba cuando yo era jovencillo y que correspondía a una gaseosa de la marca “Stel”, característica por sus cuadrados grabados en todo el envase. Otra ya más conocida era de una botella de anís y no del “Mono”. No me acuerdo de la marca, pero si recuerdo que estaba hecha en Badalona. Por otro lado, encontramos varios libros de texto de los años 80, incluso una libreta con trabajos escolares de alguien que escribía y dibujaba muy bien y que por el contenido, no era de edad adolescente.

Lo más impactante fue encontrar un ejemplar de la desaparecida revista Destino fechada en el año 1962 (Yo tenía 10 años) y en cuya portada si no mal recuerdo aparecían los entonces Príncipes de España. Todas estas circunstancias te empujan a investigar del cómo llegó todo eso ahí, como es que se ha conservado tantos años (de hecho es un sitio accesible a cualquier “sin techo” que pase por allí) y hablando de la cavidad en si,
choca que en ciertos tramos hay unos bloques de hormigón que no se sabe porque están allí, si no es para aguantar la estructura en algunos tramos de la cavidad. Por cierto que un recoveco de uno de esos bloques había servido de chimenea para calentarse del frio o calentar comida. En cuanto a la cavidad hay que decir que es un largo túnel con algunas desviaciones a derecha e izquierda que la hacen algo laberíntica (aunque es difícil que te pierdas). Tiene otro túnel en una planta superior, más corto que el de la inferior, pero que en este caso las desviaciones laterales son pequeños pozos que dan al piso inferior.
Otra característica es que queda todavía parte de la instalación eléctrica (no el cable ya que el cobre se vende muy bien en los chatarreros) en forma de traveseras de hierro en las que están clavados los antiguos aislantes cerámicos.

Desde mi punto de vista, no acabo de entender el porqué la ciudad tiene abandonado un lugar como éste, justamente ahora en que ciertos refugios subterráneos han sido rehabilitados y cerrados para su conservación.

Finalmente he de hablar de mi experiencia con el GEXXI y la verdad es que si antes creía en este proyecto, después de esta salida confío a ciegas en el. ¿Razones?, pues para empezar que a parte de los veteranos, hay una gran cantidad de jóvenes a los que veo muy ilusionados y ya que muchas veces hemos hablado de la promoción espeleológica, lo que hace este grupo es impagable, porque recoge a todos aquellos que después de hacer un cursillo, no encuentran a quien los saque y en el GEXXI se encuentran que en un fin de semana pueden haber 1, 2 o 3 salidas, diferentes y de cualquier tipo, con lo cual pueden probarlo todo y satisfacer sus ganas de ver y aprender. Y no es broma, ya que por ejemplo este fin de semana pasada había una salida de espeleo al Avenc del Bruc y otra de espeleo urbana en el Polvorí del Morrot. Para la semana que viene hay una propuesta para ir al Avenc del Sant Ou y otra en un encuentro de TPV que realiza el Departamento de Competición de la Fede, en la cual pueden observar en qué consiste. Más variedad imposible, salidas programadas a Cantabria, Francia, Pirineos………

Creo que el GEXXI, todo y que no llega al año de vida, ha conectado perfectamente con el mundillo espeleológico y con mucha fuerza. Y algo más que hacia tiempo que yo encontraba a faltar, “Hacer amigos y departir con ellos”,

es decir, no todo es entrar, salir y para casa. Las relaciones humanas también son importantes para la educación de las personas. Si hubieran mas ejemplos como este, no habría quien estuviera pensando todo el tiempo en acaparar riqueza a base de guerras y que un gran montón de gente muera de gana.

3 comentarios:

Mª Teresa dijo...

He leido todo lo acontecido en tu salida. Me alegra saber que todo fue bien,lo triste es lo que comentas de lo poco cuidado que tienen esos entornos, que deben ser antiquísimos y que podrian evolucionar y hacer algo positivo en el entorno, ¡¡ al menos así lo veo yo desde fuera !!.
Que pena da, ver como vamos destruyendo nuestro planeta, con mierdas por todos lados.
Vosotros que sois los capacitados para restaurar cuevas, túneles, etc...etc, no comprendo como los mandatarios de Catalunya, no promueven actividades para los espeologos que tantas ganas tienen de trabajar, con lo cuál la ciudad saldria ganando....¡¡ digo yo, vamos !!.
Las fotos están muy bien amigo, gracias por compartir conmigo esos momentos que son tuyos.
He leido la salida que intentaste con tu Señora....jajajaja, a mi me hubiese pasado igual, tal vez con una diferencia y es que cuando me veo encerrada, grito y puedo ahogar al que esté a mi lado si comenta cualquier chorrada...jejeje.
Un beso y adelante.
Mayte

duna dijo...

Molt interesant el miniarticle del "polvorí", a veure si ara que diuen que es vol recuperar aquesta banda de Montjuic fan quelcom per que sigui visitable, junt amb el penyasegat, que en realitat es una falla tectónica, on niua la colónia de xoriguers més important d'Europa.

Fran Fran dijo...

Hola compañeros.
Quisiera saber por cual camino llegasteis a las cuevas del Morrot. Ayer fui con la intención de acceder a dichas cuevas y solo vi el camino por digamos detrás de la valla de la Ronda Litoral. Después había un trozo por el que pasabas por debajo de la Ronda, en el cual, como vosotros bien decís, estaba llenísimo de basura y algún que otro vagabundo pero llegados a un punto en el que solo hay un murito por el cual hay que ir con mucho cuidado porque si te caes te das una buena leche, me pareció algo peligroso el acceso y quería saber por dónde accedisteis vosotros.
¿Me podríais explicar que camino cogisteis?
Por otra parte me gustaría hacer una salidita con vosotros algún día. ¿Es eso posible?
Muchas gracias